Plaza Guadalajara



Exactamente frente a la catedral entre las calles Hidalgo, Morelos y Av. Alcalde, se encuentra esta popular plaza conocida primero como Plaza del Ayuntamiento, Plaza de la Fundación, Plaza de los Laureles y desde 1992, Plaza Guadalajara; le sirve de "atrio laico" a la Catedral y de "vestíbulo" al Palacio Municipal.
La historia de esta plaza comienza en la administración de Jesús González Gallo, que fue cuando se comenzó a derribar todas las construcciones de esta área para construir un estacionamiento subterráneo y sobre éste, la plaza que vemos actualmente. En el gobierno del licenciado Agustín Yáñez, la administración anterior dejó hecha la mitad de la excavación y una tercera parte de la bóveda,

al mismo señor Yañez lo tocó finiquitar el amparo que había sido interpuesto por los propietarios de la finca que había quedado en pie y terminar totalmente la construcción, tanto del estacionamiento como de la plaza.

Al poco tiempo se terminó por completo con la obra, costando en total un millón ochocientos mil pesos (estacionamiento, plaza y fuente), la historia nos cuenta que "en acuerdo del 2 de febrero de 1955, el Ejecutivo cedió el usufructo del estacionamiento subterráneo de la Plaza del Ayuntamiento al Patronato de la Asistencia, con aplicación expresa de sus rendimientos, por mitad, para desayunos escolares y biberones a lactantes desnutridos".
En la parte céntrica de la plaza, se construyó una fuente en el periodo 1953 a 1956, y se hizo para conmemorar la fundación de esta ciudad, es por eso que ostenta el escudo de armas de esta ciudad. La fuente fue diseñada por el arquitecto Ignacio Díaz Morales, como dicen que Guadalajara es "La Perla de Occidente", la fuente fue simbolizada por una gran media perla de cantera y en el centro se colocó un cuerpo cilíndrico para sostener la pértiga símbolo de la autoridad, rematada con el escudo de la ciudad, estos símbolos son de metal.

La fuente está asentada sobre una gradería circular que aumenta en mucho su altura, la plaza tiene más de una veintena de macetones de concreto, que también sirven como bancas. Actualmente en el estacionamiento subterráneo, se construyeron 92 locales de cinco metros cada uno (en promedio), para darles albergue a los locatarios que operaban en los ya eliminados pasajes comerciales de la avenida Juárez, los cuales funcionaron aproximadamente 50 años al servicio de los tapatíos. Fue necesario "quitarle" unos 400 metros cuadrados al estacionamiento (del lado sur) para dar cabida a los locales. Este nuevo pasaje comercial cuenta con tres ingresos, por Alcalde, Pedro Loza y Morelos.

Desde que fueron despojados de sus antiguos locales, los locatarios ocupan provisionalmente "El Jardín de los Poetas", a un costado del templo de San Francisco. En la esquina frente al Sagrario Metropolitano, primero estuvo una casa que servía para guardar los automóviles de los dignatarios eclesiásticos, después la casa de Lázaro Gallardo y la librería de Eusebio Sánchez; mucho tiempo funcionó un estudio fotográfico, la Escuela Lancasteriana y el Consulado inglés. Al tiempo se construyó un edificio de tres pisos que permaneció hasta principios de los años cincuenta, el cual tenía en su planta alta el Cine Lux, fundado por Luis Pérez verdía, que por varios años fue el más elegante y exclusivo de la ciudad; en la planta baja estaba el Banco de Londres y México. Hubo un boliche y también estuvo el Club Jalisciense hasta que el edificio se demolió para darle vida a la plaza actual, "La Plaza Guadalajara".



Google
Web www.guadalajara.net


 


 
Mapa del sitio

© Copyright 2004, todos los derechos reservados