[an error occurred while processing this directive]

Las Calandrias


A principios del siglo XX aparecen estos coches de alquiler que son unas carretas con capota plegable arrastradas por un corcel; pero resulta que por ocurrencia de un regidor de esa época las mandó pintar de negro con las ruedas amarillas y de inmediato el ingenio del pueblo, las bautizó con el nombre de "Calandrias"

por la semejanza de los colores de las aves de este tipo. El señor Aurelio Cortez Díaz, en su libro "Guadalajara de mis Recuerdos" nos dice que: "Nuestras calandrias han perdido su vieja personalidad, su garbo y señorío que tuvieron cuando (todo) el medio de transporte en carruajes de alquiler era el de tomar uno de esos artefactos que ahora han llenado de flores de papel, pintadas de todos colores, "mexican curios" auténticos, que esperan un turista para desplumarlo, en contraste de las carreteras bien presentadas que hay en Sevilla, dando vueltas por el Parque de aquella exposición de 1929"

Algunas de estas calandrias tenían una bandera verde y otras bandera azul, esto significaba que las primeras eran baratas y se podía llevar en éstas, costales de alguna fruta, verdura o cualquier carga. Y las de bandera azul eran caras, pero muy elegantes con sus farolas de bronce, vidrio biselado grabado, caballos de pelaje reluciente y los cocheros estaban uniformados.

Los de bandera azul eran muy socorridos por la gente para ir a fiestas, grandes eventos, banquetes o para admirar una buena ópera en el Teatro Degollado. Actualmente nuestras "calandrias" son "mexican curios", donde los cocheros visten y cobran como quieren; olvidando su magna y elegante historia en la vida tapatía.

[an error occurred while processing this directive]